Noticia

Por qué esta ONG animalista ha conquistado al mundo desde Madrid Por qué esta ONG animalista ha conquistado al mundo desde Madrid

Sus ladridos le salvaron la vida. Vita —una perra mestiza, de tamaño mediano, orejas pequeñas y ojos negros como el petróleo— estaba condenada a morir en un matadero clandestino de Zhanjiang, una ciudad al sur de China. Su destino cambió gracias a uno de los investigadores encubiertos de la organización española Igualdad Animal, que en abril de 2013 recababa pruebas contra el comercio ilegal de carne de perros y gatos en el gigante asiático. A diferencia de los demás animales —echados en los rincones, abatidos y aterrorizados—, Vita se mostró alegre y vivaracha al ver al activista. “No paraba de ladrar. Se movía de un lado a otro. Buscaba afecto y cariño”.



Vita fue rescatada sin pagar un solo euro. “Nos llamó la atención porque se comportaba de manera diferente a los demás perros. Se la pedimos a los matarifes y nos la dieron para que nosotros la matáramos y nos la comiéramos. Ellos creían que éramos empresarios y que harían negocios con nosotros", explica entre risas Javier Moreno, un madrileño de 35 años que se presenta como "activista" y que en 2006 fundó Igualdad Animal en Madrid, junto a Sharon Núñez y Jose Valle. En la actualidad, tienen representación en Reino Unido, Alemania, Italia, India, México y Venezuela.


El rescate de Vita —cuya historia ha sido compartida a través de un vídeo en YouTube— fue el inicio de una campaña exitosa que ha logrado que las autoridades de Foshan, una ciudad localizada a 20 kilómetros al sudoeste de Catón, clausuren un matadero clandestino y 33 comercios que vendían estas carnes. Sin embargo, organizaciones chinas de defensa de los animales, que trabajaron con la ONG española, calculan que a diario se matan en el gigante asiático unos 30.000 perros —casi 11 millones al año— para satisfacer la demanda de carne de estos animales.


Otra campaña exitosa de esta organización ha sido sobre el comercio de foie gras procedente de ocas, patos o gansos sobrealimentados. En 2012, la ONG presentó una investigación realizada en granjas españolas y francesas que mostraba cómo el método tradicional de alimentación forzada utilizado para la obtención de este producto —conocido como embuchado— produce sufrimientos a las aves. En julio pasado, India se convirtió en el primer país que prohíbe la importación de este alimento.


Las primeras acciones de Igualdad Animal —que en al actualidad tiene más de un millón de seguidores en Facebook, se trata de la ONG con más eco en la gran red social de Zuckerberg— estuvieron enfocadas a la desobediencia civil. “Saltamos a la pasarela de la fuente de Cibeles en 2009, para protestar contra el uso de pieles. Era la primera vez que se hacía en España. Luego repetimos en 2010 y 2011”, manifiesta Moreno en su oficina de la calle de Montera, en Madrid. También, se han descolgado de plazas de toros o saltado a sus ruedos. “Nuestro activismo es pacífico. El objetivo es crear atención mediática para generar un debate”.


Su primera investigación clandestina fue en las granjas de visones en España, la mayoría localizadas en Galicia. “Instalamos cámaras ocultas. Obtuvimos imágenes inéditas de los animales sin extremidades o con heridas abiertas. Tuvo un gran impacto mediático”, dice con orgullo el activista, para quien el éxito de las campañas se debe a que los ciudadanos tienen acceso a información real. “Cuando vemos un abrigo en un escaparate, no observamos el maltrato de los animales… Este contenido se viraliza porque no está en otro lado, estas industrias no lo ponen en sus anuncios”.


La última campaña de Igualdad Animal está dirigida recoger firmas para exigir a grandes marcas de ropa —Burberry, Dior, Armani, Yves Saint Laurent, Louis Vuitton, Marc Jacobs, y Diane Von Furstenberg— que detengan la venta de prendas con piel. Para concienciar a las personas, la ONG usa vídeos y fotografías que muestran a operarios matando a los conejos sin aturdimiento previo; a granjeros rompiendo el cuello a gazapos (conejos recién nacidos) porque estaban enfermos o no eran rentables; a animales lanzados vivos a contenedores llenos de cadáveres; a conejos lisiados o con graves heridas sin tratamiento médico; así como escenas de canibalismo y agresiones entre los conejos dentro de las jaulas debido al estrés y el hacinamiento, ya que viven en pequeñas jaulas con suelos hechos a base de barrotes de metal.


Moreno destaca que para este tipo de campañas tomaron como referencia lo que otras organizaciones europeas de defensa de los animales hacían: “Infiltrarse en las industrias y acceder a información que los medios de comunicación no consiguen”. Además de las granjas de visones, ocas, patos o gansos y conejos, Igualdad Animal ha investigado, en España, zoológicos y la cría de cerdos. “Queremos que las imágenes de maltrato lleguen a los ciudadanos, y decidan libremente si siguen apoyando o no a estas industrias”. La organización obtiene recursos de las afiliaciones —tienen unos 1.500 afiliados, que dan una cuota mínima mensual de nueve euros—, donaciones privadas (dinero o materiales) y venta de productos (camisetas). “La gente nos apoya porque ve que hay un resultado de nuestro trabajo”. La sede de Madrid financia muchas de las acciones que se llevan a cabo en las oficinas de otros países, donde también han cosechado éxitos. El más reciente se consiguió en México. El estado mexicano de Guadalajara prohibió a inicios de mes el uso de animales en los circos, como parte de una iniciativa presentada en octubre de 2013 por Igualdad Animal y organizaciones de ese país protectoras de animales.


Aún con estos triunfos, en la ONG madrileña están convencidos de que las mejores historias, para concienciar sobre el maltrato, son las de animales como Vita. “Es un relato personal, con el cual es más fácil identificarte”. La aventura de Vita no tendría un final feliz si no hubiese encontrado quien la adoptara. Igualdad Animal promueve la adopción por encima de la compra de animales. “La gente no es consciente de cómo son criados estos animales; de cómo a las madres las tienen como máquinas reproductoras; no saben que si un cachorro nace con algún defecto lo matan”.


La solidez de Moreno, en este sentido, es tal que ve necesaria la prohibición de la compraventa y cría de animales. “No tiene sentido financiar esta industria cuando se puede adoptar”. Lo primero que hizo la persona que adoptó a Vita fue llevarla al veterinario y llevarse una sorpresa. "No venía sola, estaba preñada. Hay quien nos ha dicho que nos ladraba para salvar a sus perros". Hoy en día, Vita vive con sus siete cachorros en una casa de Madrid.


EN LA FOTO: Vita, recién liberada del matadero clandestino de Zhanjiang, al sur de China. / IGUALDAD ANIMAL.



Fuente: Juan Carlos Bow (El País Semanal | Blogs). URL: http://blogs.elpais.com/emperrados/2014/09/por-que-esta-ong-animalista-ha-conquistado-al-mundo-desde-madrid.html